Así son los cables submarinos por los que viaja Internet


El actual servicio de internet que tenemos se lo debemos a los cables transoceánicos que sirven como conductores de toda la información que circula en la red. Pero, ¿de qué están hechos? ¿Cómo se instalan? Esas preguntas se responden en un vídeo creado por el canal Nat and Lo.

Los cables de fibra óptica, que son los que en realidad conducen los datos, son muy finos. Agrupados, se recubren por un tubo de plástico con gel, para que no se separen. Luego se cubre por otra capa de alambres de acero. Después, con el fin de conducir el impulso eléctrico, se recubre con un tubo de cobre, que por su parte se cubre con un recubrimiento plástico. Este conjunto sería ya apto para ser sumergido, pero para garantizar su seguridad, se añaden capas de cables de acero galvanizado, un recubrimiento de capas de nailon y finalmente, se impregnan en brea.

Después, el vídeo explica cómo se despliega el cable. Se hace a través de unos barcos que durante un mes se han estado preparando para almacenar el cableado. Los lugares por donde se despliega están estudiados de antemano para evitar zonas de baño, arrecifes de coral, accidentes geográficos o zonas de pesca.

A continuación, este video forma parte del documental 'Internet Submarino':



Fuente: 20 Minutos

Entradas populares