Aumenta la capacidad de los dispositivos SSD y baja su precio

Los discos duros de estado sólido, SSD (acrónimo en inglés de solid-state drive), esos dispositivos de almacenamiento de datos que usan una memoria no volátil, como la memoria flash, para almacenar datos, en lugar de los platos giratorios magnéticos encontrados en los discos duros convencionales, siempre han tenido un importante problema y limitación: la capacidad. Es muy difícil encontrar en el mercado SSDs de gran capacidad a precios asequibles y al alcance del consumidor medio.

Gracias a la tecnología 3D NAND, que han presentado Intel y Micron este jueves, sería posible producir SSDs de hasta 10 TB de capacidad en breve.

En resumen, se trata de unidades de memoria ultradelgadas, con el grosor de una tarjeta de crédito, pero capaces de almacenar muchísimos Teras de información.

La tecnología 3D NAND es capaz de almacenar 32 capas de memorias de silicio en un mismo chip, lo que hace posible que una unidad, casi tan esbelta como una hoja de papel, sea capaz de guardar cerca de 3.5 Terabytes.

2016 será el año en el que los usuarios podremos tener acceso a esta tecnología, programada para comercializarse inicialmente en unidades de almacenamiento SSD, siendo sólo cuestión de tiempo para que se expanda a otros mercados.

Imagen: ZDNet

Entradas populares